mi pequeño saltamontes

Las otras noches, con estas altas temperaturas sufridas en el centro del país, un saltamontes ingresó a mi hogar. A lo que yo, amablemente, lo tome cuidadosamente entre mis manos y lo deposite en el jardín, cual San Francisco de Asís lo hubiese hecho tiempo atrás.

Cuando lo dejé alegremente en Libertad me puse a pensar:
¡Mi mente ha progresado!. Lo que de niño me provocaba alguna acción diabólica por así decirlo, quitándoles sus extremidades o patas traseras, a quemarlos con una lente o lupa bajo el sol, ambas cosas con los insectos vivos aún...

Creo que estoy madurando de a poco...

¿Terminaré algún día? Es solo una pregunta sincera para con uno mismo...

11 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio