prendan la luz, prendan la luz...


En octubre del 2007, mi compañero de trabajo elcabeza me jugó una mala pasada, con la cual aprendí algo importantisimo.

Esa noche, ambos trabajabamos en horario nocturno. En un momento, siento desde mis entrañas un tronar que no era mi estómago por falta de alimento, si no algo de más abajo. Rápidamente me incorporo de mi escritorio y salgo como un rayo para el baño.

El baño del cual dispone la empresa es bastante amplio, con una mesada al ingresar que contiene los lavatorios manuales. Más al fondo, los mingitorios de un lado y los inodoros del otro, los cuales estan encerrados por paneles cada uno individualmente.

He aquí la cuestión: a elcabeza no le resulta mejor idea que ingresar silenciosamente al lugar y apagarme todas las luces. Y yo, el que suscribe, sin linterna, sin una vela, sin celular, sin encendedor, sin NADA, me quedé gritando: "Prendan la Luz, prendan la Luz...!!!". No podía encender la luz dado que la llave interruptora quedaba demasiado lejos, unos 6 o 7 metros, justo al lado de la puerta de ingreso.

Como pude, con unas mil vueltas de papel higiénico en mi mano, delicadamente y mentalizandome de cada centímetro de mi anatomía humana me higienicé mis zonas, subí mis pantalones y encendí la luz.

Me enojé bastante por el chiste (yo no lo hubiese hecho), pero a los pocos minutos ya nos reíamos de mi desgracia (la que me tocó con el apagón, no la que se fué por los caños).

Hoy me pongo a pensar: cada vez que voy al baño, llevo mi celular o un encendedor, nunca se sabe el destino de uno!

Hombre prevenido vale por dos!
6 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio