hombre afortunado

Cuando camino por la calle, me encuentro con noticias o eventos que no dejan de pertenecer a la fortuna de alguien. Esas cosas que el esfuerzo físico o mental no las influyen para con su cumplimiento, producto del denominado "factor suerte". Y es increible como siempre llego a la conclusion de que la suerte existe (para mi, por lo menos...).

Días pasados fuí a la zona céntrica de mi ciudad, y no pude dejar de observar la maravillosa población femenina que tenemos por aqui. Es de público (y casi internacional) conocimiento el agrado de los argentinos por las mujeres bellas. Y mucho más por una de las partes más atrayentes: el culo o trasero.

Trataba y trataba de observar al piso y no levantar la mirada, porque cada vez que lo hacía aparecía o cruzaba o me topaba con una bella señorita de nalgas increibles. Parecía algo mágico, como si adonde se direccionaban mis pupilas, justo ahi aparecia una señorita muy atractiva. Y, como no le quiero mentir a nadie: para un argentino no hay nada más atractivo que ver la femeneidad de una mujer al caminar (vos me entendés)...


Pero no quiero apuntar a los gustos personales, o si la mujer argentina es la mejor carne mundial, ni tampoco que me tomen como un sexópata reprimido. Absolutamente nada que ver. Quiero anidar lo que dije en el primer párrafo de ésta entrada con ésta frase de conclusión:

Detras de cada gran cosa, existe un hombre afortunado...
22 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio