dejando de fumar

Ya son 48 las horas en que no enciendo un cigarro.

Lo admito: extraño su olor, sabor, el ruido del papel y el tabaco que se quema en cada succión de aire. Pero más lo voy a extrañar en la soledad, en las esperas al aire libre, en las juntas con amigos, en los tragos de alcohol, en los cafés con compañeros de trabajo fuera de la oficina, etc...

Voy por más. Estoy convencido en dejar de fumar, y tengo que demostrarme que mi mente es más fuerte que un cilindro de papel que contiene tabaco y otros tantos químicos fatales para el buen respirar de uno.

Quizás, algo importante a destacar, es que no estoy solo en esta lucha contra el ansia de la nicotina, ya que mi amigo personal Willy también quiere dejar de fumar.

Ayer estuve muy ansioso, pero anoche antes de acostarme me miré al espejo y me dije varias veces:

"Es solo mi mente, es solo mi mente, es SOLO mi mente...".

Hoy desperté más tranquilo, y más convencido en que soy capaz de abatir esta ansia fatal...

Creo que me gusta la idea de morir viendo TV o bien mientras hago el amor...

P.D.: Perdón, pero Blogger no me deja responder a sus comentarios en ésta entrada. :S
21 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio