¿somos realmente pecadores informáticos?

Hace unos días, chateaba con Esty, webmaster de LXA. Pero por más que hayan pasado los días, no pude contenerme y escribir al respecto.

En un día cotidiano, enciendo mi PC y ejecuto varias aplicaciones al unisono: un reproductor de música, un navegador web, mensajería instantánea (chat). De ahi en más, puedo sacar una conclusión de si uso Software Legal o no.


Como usuario Linux, comprendo que no todo es color de rosa, es decir, no todo es software legal. Si veo un video en Youtube o un banner animado motorizado por Adobe Flash Plugin, estoy utilizando un producto de una empresa Restrictiva, que no libera el código de sus aplicaciones. Al darle "play" a un tema musical, estoy ejecutando una sentencia: estoy escuchando un MP3, que no es otra cosa que un formato restringido. Hasta escribiendo en éste blog, estoy diciéndole a Google por medio de Blogger de mi forma de pensar, por medio de Google Reader, de lo que me interesa, o por medio de Google Analytics quienes me visitan y cual es mi cuota de mercado de lectores (pero de ésto no reniego, podría hacerlo con otras herramientas, pero me parece bueno mencionarlo ya que nos llenamos la boca de LIBERTADES). O quizás hasta si converso instantáneamente con algún conocido vía chat, estoy utilizando el protocolo más utilizado a nivel mundial: MSN, propiedad de Microsoft, con quien no comparto sus métodos de mercado y Monopolio del Software.


Entonces, me pongo a pensar: ¿realmente respeto las reglas y las leyes de propiedad intelectual?. O viendolo desde el punto de vista de usuario de Linux, ¿estoy siendo FIEL a la idea del Software Libre?. Por lo tanto llego a la conclusión, de que no soy otra cosa que un usuario que "le da igual", es decir, utilizo Software Libre para utilizar un protocolo, un formato o un plugin Propietario, de una empresa que no Libera el Código a nivel mundial, y que depende de un grupo de personas pagas, y no lideradas por su "alma hacker".

De ser así, si debiera utilizar Protocolos Libres, debería escuchar un Ogg en vez de un MP3, o comprar el Disco de turno y no descargar música desde un Rapidshare (eso es otro tema, pero no muy separado de éste). Hasta debería utilizar en tal caso un Protocolo Jabber en lugar de un MSN.


Ahora bien, una vez que he explicado correctamente lo que sucede cuando utilizo en un día normal mi PC, quizás en ese momento comprendo levemente porque el Software Libre y/o Linux no pueden salir del "endemoniado 1%": en mi país es lo mismo instalar una Distribución en Base Linux (utilizar Software Libre, herramientas hechas por una Comunidad y no una empresa Privativa) que descargar un Windows XP, un juego o una Aplicación y utilizar un crack o un keygen y esquivar la entidad del Software Legal.


Quién es más pecador, ¿el usuario que no tiene dinero o le resulta más fácil utilizar Software Privativo utilizando herramientas para obtener "legalidad" (sea un crack o un keygen), o el que utiliza un Software Libre para ejecutar un Protocolo, un Formato, o un Plugin Restrictivos?.

En mi humilde opinión, creo que el que utiliza Software Libre alcanzó cierta legalidad, pero de ahí a que utilice ésa herramienta para ejecutar de alguna forma "Softwares Privativos", queda a la deriva en un "tire y afloje" por los formatos o medios más utilizados a nivel mundial.

16 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio