El agradable dia del silencio

Callar, no hablar más para oír a los demás. Esas fechas son los agradables días del silencio. Por momentos me canso de hablar, de explicar, de opinar, de decir. Ciertos días del año me siento cansado, agotado de articular palabras, esas palabras que son oídas por la minoría, esa minoría que mueves, que te escucha.

En esos momentos, no hay nada mejor que cerrar la boca, sin pronunciar sonido alguno, simplemente oír el silencio, o bien el tren de ruido que provoca la sociedad, ese amigo, tu novia, tus padres, la vida en si. Y es que el ruido es la antítesis a la tranquilidad, pero quizás el pecado sea culpar al silencio de muerte, tristeza, decadencia, soledad. La sociedad tal cual la conocemos ha calumniado por años a quienes viven en el silencio, pero algo maravilloso hay en él, algo que me atrae a cerrar mis labios para darle lugar a la habladuría de mis oídos, esos que por momentos se atormentan de escuchar mi voz interna o externa, y simplemente quieren escuchar la banda sonora de la vida. Solo por un día, y hoy es mi día de disfrutar de mi silencio. De hacer trabajar la mente en relación con los sonidos de la vida, sin interponerme en ellos, y oír cada paso, cada charla, cada suspiro del vivir mismo.

Hoy es un día de silencio, y nada malo me ha pasado, ni debería haberme pasado por callar. Es que, por momentos, siento la necesidad de callar, aunque nada me pase para llegar a ese estado. Es otra forma de comunicarme con todo y a su vez ese todo conmigo. Hoy callo...
7 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio