Conexión gratuita a Internet: ¿sueño o posible realidad?

Como si fuese ayer, recuerdo el sonido de mi módem Dial-up resonando en plena noche, cuando mis padres no utilizaban la línea telefónica y veía la oportunidad de chatear, o bien tratar de completar trabajos de la escuela, observando el nuevo mundo extraterrestre de Internet, una total y nueva desconocida en mi vida. Sincerandonos, ¿quién no recuerda esas épocas de largas cuentas telefónicas que ni el dinero de tus ahorros de cumpleaños alcanzaba para amortizar las noches de navegación?.

El agua corrió debajo del río y comenzaron a aparecer por todos lados decenas de ISPs, ofreciendo Internet Gratis, con sus limitaciones de descargas o de horas de conexión. Pero día a día la historia cambió, de alguna forma mutó. El mundo y la información en él solicitaban a gritos más velocidad y un cambio constante de políticas de los ISPs, y de alguna forma milagrosa Internet ya no fué de unos pocos adinerados, si no de todo el mundo, donde el quién es tu dueño era algo intangible, poético, pero muy lejos de la realidad actual.

Hoy ya no es alocado pensar en tener una Red Libre, sin restricciones (en ésto nos falta mucho), por momentos razono si es pecado o no pensar en anhelar el día en que se transforme en gratuito el costo de conexión, que solo se mantenga a si misma por el hecho de ser un derecho a la información, como lo es la educación o la seguridad. La publicidad, las redes, la información en conjunto llegan en velocidades nunca antes vistas, donde es cada vez más común encontrar noticias primero en la web y luego la misma en la TV o la radio.

En algunos países no estamos muy concientizados del verdadero "milagro" de saber qué es Internet: el fruto de años y años de trabajo, de desarrollo, la cuna de (puede sonar muy fetal) la información actual. Para mi, a éstas alturas, lo que no sucede en Internet, simplemente no sucede.
Quizás éstas mismas naciones y sus políticos deberían ver a Internet como la oportunidad de culturizar a sus pueblos, pero con ellos en contra dando crédito a las corporaciones que controlan las puertas y costos de acceso, se hace muy difícil de cumplir el sueño.

Los ISPs deben empezar a prepararse para el mañana, donde los internautas solicitemos la gratuidad del acceso web, de entender que ya Internet no es un producto, si no más bien un servicio, un derecho, una necesidad que alimenta a las culturas, a las modas, a las formas de vida. No es muy de otro planeta pedir que así sea, que llegue el día en que el acceso a la Red sea Costo Cero y buscar alternativas para su mantención física y no el desorbitado dinero que piden las millonarias empresas monopólicas de telefonía. Pero, ¿quién no ve el futuro basado en la Red?, ¿Qué empresa quiere colocar un cartel de Gratis sobre la entrada de éste muy buen Parque de Diversiones?.

Creo que Internet es el conjunto de información que necesita ser leída, razonada, estudiada, respetada y amada. Por ello podría ser bautizada como una hija de la sabiduría y un bien común de toda la humanidad, libre y gratuita, sin restricciones gubernamentales o empresariales (como debería serlo el Arte y/o la Cultura).

¿Podemos pensar en una Internet gratuita y tomada como un Servicio, un Derecho, y no como un costo monetario para ver e interactuar con ella por parte de los ISPs?. Si desaparecieron las fronteras de los límites de tiempo y descarga, ¿pueden desaparecer los costos de conexión e Internet autoabastecerse por sí sola con el objetivo de brindar información a cada ser humano libremente como si de un derecho gratuito se tratase?.
5 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio