Dejemos a Linux en paz


Algunos tratan de empujarlo al podio, al éxito, a la cumbre. Algunos tratan de ganar la guerra (de ellos) batalla por batalla, y robar cuanto usuario de Windows se pueda, aunque sea uno al mes, no interesa la suma, lo importante es restarle a Microsoft usuarios. Otros hacen de ésto una guerra despiadada, abierta y sin fin, donde no hay treguas y muchos de los soldados que en ella pelean ya no quieren saber más nada.

El mundo de Linux está lleno de personas que ven las cosas de miles de modos distintos, y no se los puede juzgar, ya que en éste mundo a algunos les gusta el color rojo y a otros el azul. Así de sencillo.

Pero pensando para mis adentros y en éste blog, no entiendo porqué no dejan a Linux en paz, lo dejan de llevar forzadamente donde quizás no quiera o donde quizás no merece estar, porque ser número uno implica que te dispararán para bajarte nuevamente. ¿Porqué la absoluta necesidad de ser números uno si nos basta con estar conformes con lo que somos?

Linux está bien donde está. No lo llevemos a un lugar donde sus fundadores no lo llevaron. Nos queda a nosotros como usuarios hablar bien de él, pero no empujarlo ni a él ni a nadie. El que empuja obliga, y el que obliga es un desinteresado.
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio