De cómo Linux debería negociar un poco más

Todos sabemos lo influyente que es Windows en nuestras vidas y en la historia misma de las plataformas. Para que se entienda, sucede que Microsoft, como buena empresa que es, tiene como principal objetivo obtener lucro de sus productos, sin importarle mucho si el usuario está conforme o no con ellos. Los billetes están de una forma u otra, o bien ingresando por una empresa que contrata sus servicios o compra licencias, o con el usuario final que adquiere un Windows XP hecho y derecho. Además, el Sistema Operativo ya viene preestablecido en un PC (lo que hizo a Microsoft lo que es hoy), y ante eso, el usuario básico no puede hacer mucho: o se acostumbra o muere. Con ésto, los de Redmond tienen sus Windows instalados en más del 80% de equipos a nivel mundial.

En el caso de Linux las cosas no funcionan asi. Primero porque Linux no es una empresa como Microsoft y no tiene una cabeza "pensadora" de grandes negocios, como los CEO de las grandes compañias que hoy superan en calidad de negocios a Linux, como lo son Apple o el mismisimo Google, que se vanagloria de su grandeza utilizando Software "Libre". Linux no es una entidad con fines de lucro, susbsiste gracias a la gran comunidad de usuarios y empresas que lo utilizan e invierten en personas que lo mejoran (SUSE-Novell, IBM, HP y otros) y quizás eso sea lo que lo crucifica para su "salto definitivo".

Repito, tal vez el porqué de que Linux no esté presente en muchas estaciones de trabajo en el mundo (entre otras cosas) sea porque es simplemente una empresa sin fines de lucro. El error de verlo como algo no productivo o al ser "libre" no es una vía enamoradora de las empresas (algunas). Linux está ahi, siempre disponible para que venga "X" compañía, lo tome prestado respetando sus licencias libres y lo "explote" en sus negocios particulares (Google es una de ellas), pero siempre con la esperanza de nosotros, sus usuarios que se retroalimente obteniendo un beneficio en avances en Kernel y demases temáticas embebidas en él.

No es nueva la noticia de que Linux esté presente sobre una importante cantidad de servidores en grandes empresas. En la compañia donde trabajo (por ejemplo) hasta hace 2 años no se hablaba de Linux, y hoy nuestros sitios webs están migrando en su totalidad a ésta plataforma. Y es que nos puede resultar quizás en un costo monetario pequeño, pero con una gran ventaja: la inversión en capacitación del personal para su manejo es exponencial. Una vez que ingresan al mantenimiento y administración de Linux, éste se solventa solo.

Quizás sea momento de ver en qué lugar está parado Linux, donde creo que hace ya algunos años sigue estando detenido esperando no se qué. Se podrían tomar medidas para que Linux ingrese más en negocios directos que le pueden proveer creación y diversidad. Quizás le haga falta "alguien" que haga de esos negocios otra herramienta más para obtener mercados. Pero con ello corremos el riesgo de perder quizás la filosofía, esa "magia" que tiene Linux como Comunidad, y algunos me quemarían en la hoguera. Siempre va a ser más sencillo tomar decisiones en una empresa con un grupo de Dirección que con una Comunidad que tiene "pedazos" dispersados en todo el mundo. No olvidemos que es bueno reconocer el esfuerzo de aquellos que tratan de llevarlo a nuevas arquitecturas y ambientes (Google con Chrome OS, Canonical con Ubuntu o Novell con SUSE), pero el logro de Linux solo se alcanzará cuando se tomen las riendas necesarias para hacer "negocios" con fabricantes, empresas y compañías que tienen relación directa con los usuarios.

¿Linux debería establecer directamente negocios por sí solo?¿Habriría ésto nuevos horizontes con fabricantes, empresas y compañias? ¿Tiene la capacidad para hacerlo? ¿Cómo lo afectaría?
1 comentario

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio