Verdades que duelen: los secretos en Linux existen


Atrás quedaron esos días en los que volvía de la escuela y encendía el televisor de casa para ver las series que más me atraían, entre ellas El superagente 86. Divagaba con ese hombre que entraba desde la calle, donde tenía su vida como cualquier otra persona, para caminar  escaleras, tomar ascensores y recorrer interminables pasillos con puertas de acceso para llegar a las oficinas de CONTROL, donde se trabajaba sobre ultrasecretos que muchos de los ciudadanos del mundo exterior desconocían.

Ahora, imaginarse o pensar en todo ese circo en la vida real hoy en día no es tan alocado, quitando que sería totalmente cursi ver a una persona caminar por los mismos pasillos y ascensores y llegar a una sala de control donde hay una agencia que lucha contra una organización criminal llamada KAOS.

Pero, como buen usuario de Linux que debes ser si has llegado hasta aquí (o quizás no), ¿no les suena la historia de que una persona o un grupo guarde secretos y no los comparta con el resto de sus colegas? Partiendo de la base de que es muy pero muy distinto mantener un secreto de estado como lo hacía la agencia CONTROL, otro distinto es que el mismo agente Max haya guardado secretos con sus compañeros y no lograse los objetivos de la Agencia.

Pero, ¿a dónde quiero apuntar con éste planteo? Fácil: muchos usuarios de Linux que andan sueltos por ahí, en vez de trabajar para la Comunidad lo hacen para ellos mismos, pero se llevan consigo por los mismos pasillos perdidos del Superagente 86 muchos secretos.

Partiendo del párrafo anterior, ya no es tan alocado el tema. Que un usuario de Linux no comparta un conocimiento del Sistema Operativo que utiliza con otro "colega" puede que afecte directamente a la comunidad, y es algo que sucede cotidianamente. La base de éste fundamento se dobla como un plano 3D de un Agujero Negro con el advenimiento de los blogs, donde sus propietarios comparten por así decirlo con sus lectores y visitantes sus conocimientos. Bien por ellos, pero ¿mal por los que no lo hacen? Estén o no obligados a tener un blog, esos usuarios son los que muestran solo una punta del iceberg en medio de los mares de problemáticas que surgen en el día a día de las distintas Distribuciones Linux. Vamos, en Foros hay personas que tienen el conocimiento pero esquivan darlo a conocer directamente, dando siempre el camino más largo.

En la vida real, nos cansamos a veces de ver estos ejemplos. En mi caso, en muchos trabajos donde me presentaba, por miedo a que yo les robe el cargo o posición en el área no compartían conocimientos los que ya estaban en el lugar. En la Comunidad Linux sucede exactamente igual: un newbie no puede saber más o lo mismo que alguien que tiene ya unos años renegando, compilando y aportando soluciones exóticas y ricas en conocimientos. Los usuarios más viejos, los ortodoxos, los "duros", muchas veces se encuentran con usuarios nuevos que recientemente llegaron "por X motivo" a una nueva distribución, y quieren por algún motivo que transpiren la remera.

Estemos a favor o en contra de ellos, quitando los newbies del medio y las preguntas de ellos en Foros donde a más de uno "se le ha salido al cadena", sacando a Google y sus resultados milagrosos en la búsqueda de soluciones, borrando todo esto me parece mal ocultar conocimientos. Linux se ha hecho para compartir, de lo contrario todavía estaríamos corriendo kernels de la década del 90. Linux ha crecido gracias en gran medida a aquellos usuarios que no se han guardado nada, y todo permitido con licenciamientos libres, con premisas y reglas a respetar.

Muchas veces, me encuentro por la web con usuarios que se llenan la boca hablando de que el "compartir abre caminos a quienes antes no los veían", pero solo hablan del Software Libre. Ésto va mucho más allá, más allá de que si alguien me pasa una porción de código incompleto y que yo pueda adherirle mi conocimiento y hacer de todo ello un Software, que será utilizado por un grupo de usuarios y éstos aportar a su modo y con sus limitaciones a todo un Sistema Libre.

No soy de guardar secretos, ni mucho menos de apuntar o señalar a quién lo hace y quién no. Estoy a favor SI del esfuerzo por respetarse mutuamente, de utilizar la lógica que tantos años de evolución nos llevó para bajar de los árboles y estar ahora frente a un teclado. La lógica es la única amiga de la solución a un problema. Pero también estoy a favor de compartir conocimientos, tomándolo solo en el aspecto mencionado: la Comunidad Linux. En otras temáticas de nuestras vidas, cada uno es dueño, pero si una comunidad quiere crecer, no solo se trata de pasarse códigos libres, si no de que el que esté a mi lado sepa o se aproxime a saber lo mismo que yo, de otra forma, Linus Torvalds hubiese trabajo muchos años en vano. El tema da para muchísimo más, y no solo afecta en éste caso a la Comunidad Linux o al mismo Kernel en sí, si no que también puede ser aplicable a la evolución de la inteligencia humana y colectiva, pero seguro tendremos que llevar nuestras tijeras para cortar mucha tela si llegamos a debatir de todo ello.

¿Y tú qué crees? ¿Hay usuarios que ocultan conocimientos con sus colegas? ¿Conoces algunos, sin dar nombres? ¿Dónde es más común, en foros o blogs? ¿Compartes conocimientos con tus allegados usuarios de Linux?
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio