WikiLeaks demostró algo más que una crisis para Estados Unidos


El mega film del año: la filtración de cables que WikiLeaks inició con la distribución libre y abierta a todos los internautas del mundo de 250.000 cables diplomáticos de las embajadas del gobierno de los Estados Unidos distribuidas en el mundo.

Mucho se ha analizado y puesto en rigor de verdad, como también en duda tanto del sitio WikiLeaks como de su líder, el australiano Julian Assange. Pero más allá del impacto que ha tenido a nivel político, social, periodístico y lógicamente en la misma Internet, queda aún mucha tela por cortar y mucha información por analizar.

Julian Assange está ahora a disposición de la justicia, acusado de un acoso sexual y violación, indudablemente "incrementado" por ser un hombre hostigado y perseguido por el gobierno norteamericano. Todo esto ha tenido repercusión en los internautas a nivel mundial: marchas a favor de la liberación de Julian en todo el mundo han demostrado que los que vivimos en parte nuestras vidas detrás de una pantalla estamos pidiendo la liberación del mentado líder y a favor del sitio WikiLeaks, sitio que luego de la noticia fue cercado con las acciones que tomaron las empresas PayPal o Amazon, entre otras, para dar lugar a una ciberguerra de ataques DDoS liderados por Anonymous y 4chan.

Estemos a favor o no de lo ocurrido, tomemos o no a Assange como un hacker, un terrorista de datos, un verdugo de la vida de cientos de personas que trabajan para el estado norteamericano, la única verdad del asunto es que estamos ante el mayor golpe al lado oscuro de la administración estadounidense, mayor que el mismo WaterGate de Nixon.

¿Como nos afecta a los usuarios de Internet el caso WikiLeaks? 

Todos somos usuarios al menos de una red social, un servicio web, desde un cliente de mensajería instantánea hasta de una sencilla cuenta en Google. El cablegate se ha transformado en lo que puede ser la antesala del fin de la privacidad ultra-secreta. Nos ha demostrado que ningún dato es realmente privado en la nube, ya sea un mensaje directo de Twitter como el mismo mensaje que manda un embajador a su país.

Debemos tomar recaudo a la hora de analizar la cuestión, que va más allá de una crisis institucional del país que históricamente ha influenciado la mayor actividad bélica y diplomática sobre el resto de naciones mundiales. El corazón de la cuestión no es un cable liberado, o un secreto vuelto público. La cuestión es: hacia dónde estamos llendo con la privacidad en Internet.

Si WikiLeaks obtuvo información de una de las naciones más importantes, ¿a cuánto estamos de que alguien libere información personal de cualquiera de nosotros? ¿Cómo nos defendemos de ello ante un posible imprevisto en nuestra privacidad?

La privacidad de nuestros datos entran en juego desde el mismo momento en que enviamos un tweet, cambiamos nuestro estado en Facebook, subimos una foto a Flickr o enviamos un correo. Debemos ser conscientes que el hecho que nos mostró WikiLeaks nos puede afectar directamente en las decisiones que tomemos sobre nuestra privacidad de nuestros datos en la nube. Google es el responsable de tener tus videos en YouTube y de mantenerlos online, respetando siempre las benditas Condiciones de uso. Pero, ¿y si "alguien" tiene la capacidad de poner en jaque al gigante Google (por poner un ejemplo) y compromete la privacidad de sus usuarios? ¿Tenemos garantías de que ésto no suceda?

La importancia de una Web Libre y Abierta

Aunque no parezca mucho, es un tema delicado, que muchas veces pasa desapercibido mientras nos vanagloriamos de que un humilde sitio web haya puesto en una situación muy complicada al gigante del norte. 

Tenemos que ser delicados en el uso de la información, y más que nunca debemos solicitar de forma directa o indirecta el cuidado de nuestros datos puestos a disposición de los servicios webs, prestando atención a los cambios que se hagan y luchando a más no poder por una Internet libre y abierta, para que las empresas web nos den la seguridad de que sus especialistas están hoy más que nunca trabajando en mantener la privacidad de nuestros datos a salvo de cualquier persona u organización con fines maléficos, absolutamente lo contrario al espectacular WikiLeaks.

Imagen: Flickr
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio