Apple sin Jobs y La magia sin el mago


Steve Jobs ha caído nuevamente enfermo. Al menos lo que se sabe es que está en una licencia médica alejado de sus actividades en Apple, su hogar y lugar de éxito. Este "mago" nos ha dejado boquiabiertos con cada una de sus maravillas tecnológicas, catapultando plataformas exitosas como las Mac, los iPod, iPhone y el actual iPad, todo con la tecnología del touch screen, implementándolo como vinculo directo entre los dedos y nuestro gadget, sin más intermediarios que nosotros mismos, además de evolucionar constantemente iOS y ser el artífice de las exitosas App Stores.

Mago, visionario, genio, maestro. Muchos adjetivos podríamos darle a Jobs revisando su historial en el transcurso de su carrera tecnológica. Pero ahora se ha desvinculado dejando como CEO de Apple a Tim Cook, quien también se había hecho con el cargo de Cupertino cuando Jobs cayó enfermo en 2009. Pero la noticia trajo consigo que ciertos grupos inversionistas dejaron de ver a Apple como esa manzana que endulzaba Jobs con sus ideales.

Más allá de los hechos conocidos por todos, me pregunto: ¿Hay magia sin el mago?

Linus Torvalds, el creador del Kernel Linux y principal líder en el desarrollo de Código Linux sigue siendo el cabecilla y gurú en los cambios que se implementan y salen a luz del Kernel. Ahora, imaginemos por un momento el desarrollo de Linux sin Torvalds. Aunque nos esforcemos para ello, fácilmente podemos deducir que Linux tiene como ventaja ser Open Source, por lo que sin su líder Linus, el Kernel podría seguir desarrollándose de la mano de la Comunidad misma, sumado a que como Linux no tiene un CEO ni tampoco es una empresa en si misma, puede sobrevivir tranquilamente ante la ausencia de Torvalds.

Avancemos ahora a Redmond. Bill Gates es para muchos un visionario, el que nos acercó las PC de hogar nuestros hogares, el que dio los primeros pasos para colocar a la informática al alcance de la mano y a la vuelta de la esquina en ese local de ventas de PC. Junto a Steve Ballmer desarrollaron un modelo de negocio que sigue dando sus frutos: Software de Código Cerrado implementado directamente sobre el Hardware de los fabricantes, con quienes continuamente se firman contratos para mantener esta metodología de negocio. Pero cuando Bill Gates dejó Microsoft, sucedió lo mismo que algunos ven en Apple: incertidumbre. Ballmer entra como CEO en MS y surgen otros objetivos. El desarrollo de plataformas de juegos (Xbox y Kinect), la salida de Windows 7 para destronar merecidamente a un viejo pero muy saludable Windows XP y a la oveja negra Vista, y el continuo avance de la política original: colocar Windows en cada PC de cada local que venda computadores personales, sumado ésto al mercado empresarial.

Quizás hayas notado que no he nombrado a grandes CEOs de las dos empresas web con más poder: Google (y la salida de Eric Schmidt) y Facebook (con su tan famoso Mark Zuckerberg), pero la idea era concentrarnos en los líderes de las empresas de Software más reconocidas, esas que compiten directamente con Apple y Jobs, dejando de lado la disputa de Android vs iOS. Su análisis llevará a otra entrada.

Entonces, ¿hay magia sin el mago? Indudablemente un panadero no podrá hacer un truco de magia como lo haría un mago. El ilusionista es el responsable de mover rápidamente sus manos y dejar en jaque al público, de mostrar una realidad asombrosa y un mundo paralelo que quizás existe o no y nos deja felices y asombrados. Apple es una realidad, al igual que Jobs, que Torvalds o que Ballmer y Gates. Son los magos más importantes en el desarrollo de Software y Gadgets, ya sea bajo el nombre de Apple, Linux o Windows. Por más que compartan objetivos diferentes y mercados asíncronos, empresas o fundaciones deben siempre dejar a sus usuarios satisfechos, y a los inversores mucho más.

Estas empresas multimillonarias no dejarán que la competencia tenga relevancia. Harán bien sus números, continuarán desarrollando tecnologías que sólo veíamos en la Ciencia Ficción hace 30 años y mantendrán la vanguardia, teniendo magos o no, creándolos o alquilándolos.

Y lo más importante de todo: el mago se hace, no nace, aunque deba tener una capacidad  irrefutable que deberá saber explotar. La magia seguirá existiendo, aunque la incertidumbre nos acompañe históricamente desde cuando se apostaba dinero por un gladiador luchando en las arenas de un Coliseo.

Imagen CC: The Magician
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Botones capacitivos no vibran o encienden en Samsung S6

PARTE I: Instalar OCS Inventory NG (Server) en Ubuntu Linux 14.04 LTS

Enviar mensaje masivo a PCs con Windows en un Dominio